fbpx
699 721 820


La dependencia emocional consiste en estar enganchado de algo, prendido afectivamente a algún objeto situación o persona, de manera que no podemos encontrarnos alegres y a gusto en su ausencia. El termino dependencia viene del concepto “estar pendiente” de algo, que a su vez significa estar excesivamente apegado a algo, lo que se expresa popularmente como “estar colgado de alguien”, “estar pillado, prendido o enganchado”. Cuando se habla de dependencia emocional se hace especial referencia a la dependencia de otras personas, sean amigos, parejas o familia. Las dependencias de sustancias o de objetos como las nuevas tecnologías esconden, en el fondo, dependencias de personas, es decir, dependencias de figuras afectivas significativas en nuestra vida. La dependencia emocional es por eso, un estado en el que uno no es capaz de ser feliz si no se siente en contacto y vinculado al objeto en cuestión que representa de forma encubierta tales figuras. Sea cual sea su objeto, la dependencia se basa en un estado particular del sistema nervioso y su fisiología, y es por esto que tales afecciones pueden ser tratadas por medio de terapia psicofisiológica con técnicas de relajación y autocontrol, mediante un uso muy concreto de los hemisferios cerebrales, que se trabaja en este tipo de terapia, que lleva a la integración de los hemisferios y a un estado de auténtica independencia interna. Muchas veces dependemos de las sustancias neuroquímicas que nos estimulan los objetos de nuestra dependencia, más que de los objetos mismos en si.

Una modalidad importante de la dependencia emocional es la codependencia o dependencia emocional de pareja. La codependencia es la dependencia emocional establecida mutuamente en una relación de pareja con la otra persona. El modelo actual de matrimonio, muchas veces impuesto por creencias religiosas y estereotipos sociales, acaba desembocando en este tipo de relación, en la que los cónyuges se sienten atrapados sin quererlo, manteniendo una relación que en el fondo no les satisface, ella sobrecargada por el cuidado de los niños y las tareas domésticas sin ninguna ayuda del marido, sin tener ya  tiempo para si misma, y él refugiado en su trabajo, sin libertad para hacer lo que quiere y privado de la entrega sexual de su esposa. Esté tipo de relación suele expresarse con dichos del tipo “ni contigo ni sin ti”, “mujeres, no se puede vivir con ellas ni sin ellas”, “todos los hombres son iguales”, etc. La codependencia suele provocar relaciones de tipo tormentoso que se expresan generalmente en una especie de tiranía y vasallaje sentimental entre los amantes, relación en la que ambos se sienten atrapados a pesar de no resultarles satisfactoria y gratificante. Son muchas las barreras que impiden romper este tipo de relación, especialmente sociales, ya que la separación o el divorcio esta mal visto y sutilmente estigmatizado por un entorno cultural y religioso que sobre estima el valor de un modelo de familia idílica, en el que el amor realmente no existe y las personas se ven obligadas a permanecer aunque no estén contentas con su vida.

Puedes ver también los síntomas de la Dependencia emocional más comunes.

error: Alerta: El contenido está protegido