699 721 820

shutterstock_160939631En este gabinete redactamos informes psicológicos expertos en procesos de separaciones y divorcios, por que somos especialistas en psicología del amor y la relación de pareja, llevando terapias de pareja, separaciones y divorcios que, en muchos casos requieren un informe psicoterapéutico por motivos diversos, relativos al precario estado del matrimonio, al procedimiento contencioso, o al convenio regulador de las sentencias de divorcio: malos tratos, resistencias al cumplimiento del régimen de visita en la custodia compartida, incumplimiento o modificaciones de la pensión de manutención, extorsión o manipulación psicológica, etc. En definitiva, nuestra intervención trata, ante todo, de poner orden y arrojar luz sobre los casos que nuestros clientes nos plantean, y ayudar a lograr soluciones satisfactorias y favorables para ambas partes.

La relación de pareja es una de las relaciones humanas que más complicación entraña. A pesar del amor y las buenas intenciones que nos llevan a formar una familia, en un momento dado de la vida este proyecto puede verse truncado por desavenencias y diferencias irreconciliables entre los conyugues. Esta situación resulta muy incómoda y traumática para ambos miembros de la pareja, además de para los hijos, si los hubiera, que reciben referentes de unos padres que no se quieren pero sin embargo continúan juntos. La terapia de pareja no siempre puede solucionar el estado de un amor que ya no existe, y cuyo mejor desenlace es, sin lugar a dudas, la separación o el divorcio.

A pesar de los miedo que este paso suele desencadenar en los padres, especilamente en la madre, sobre la posibilidad de traumatizar a los hijos tomando esta medida, hay que comprender que el auténtico trauma para los hijos es el tener que vivir en un ambiente familiar tenso, en el que reciben un modelo de incoherencia Inteligencia emocional habilidades socialesen el amor por ver a diario unos padres que están juntos sin quererse, y muchas veces haciéndose daño mutuamente en interminables conflictos, discusiones y reproches. Dar este paso supone una liberación, no solo para la pareja sino también para los hijos, que a apartir de ese momento comenzarán a ver más coherencia y armonía entre los padres, de la que conocían hasta la fecha. En este gabinete llevamos casos de problemas de pareja, ya sea para lograr una reconciliación, o para lograr una separación en buenos términos.